Lugares de interés

Iglesia parroquial Nuestra Señora de la Antigua

Ntra. Sra. de la Antigua  de Fuentes de Valdepero, de grandes dimensiones,  está dedicada a Nuestra Señora, bajo la advocación de “La Antigua”.

Iglesia

Este bello y grandioso templo comenzó a construirse en el siglo XIII, siendo reformado y ampliado en los siguien­tes siglos, especialmente en el XVI y XVII. Consta de una sola nave, amplia y elevada, dividida en cuatro tramos, con muros de buena piedra de sillería. Lleva arcos de medio punto, cubriéndose con bóvedas de cañón con lunetos en la nave y con bóveda de crucería en la capilla mayor o presbiterio. Tiene dos portadas de acceso. Una se sitúa a los pies del templo, con arco apuntado. Otra se abre en el lado de la epístola. También apuntada, protegida con un grandioso pórtico, enmarcado todo por el atrio, siendo ésta por su orientación, la utilizada de modo ordinario. La torre, también de piedra, con dos cuerpos, se levanta a los pies del templo. Esta breve descripción de la fábrica del templo pone ya de manifiesto, que nos encontramos ante un bien o monumento de verdadero interés cultural.

Lado del Evangelio, sepulcro con figura yaciente, con inscripción   perteneciente a Lázaro García, fallecido en 1761.

En una capilla, retablo neoclásico del siglo XVIII, con esculturas de la misma época: San Miguel, San Roque, San Antonio de Padua, San José  y san francisco Javier. Pintura exvoto de Dña. Ana García, ofreciendo a la virgen a sus tres hijos,  siglo XVII. Pintura de San Bruno, Siglo XIX. Pintura de San Teresa, siglo XVII.

Retablo Rococó

De mediados del XVIII, con esculturas de Santo Domingo, San Vicente Ferrer,  San Antonio y Virgen sin vestir. Pintura de  San José con el Niño, siglo XIX.  Retablo del siglo XVII, con pinturas de los cuatro Evangelistas, San Joaquín, Santa Ana, San José y la Virgen del Carmen, siglo XVIII.

Presbítero

Retablo mayor, Trazado por Lucas Ortiz de Boar y ejecutado por  Alonso de Manzano en 1.711. Relieves y esculturas atribuidas a Pedro de Ávila. Consta de banco, un solo cuerpo y atrio en forma de cascarón. En el banco, relieves de la Anunciación y la Visitación. Esculturas: en el camerin transparente, Virgen con el Niño; San Pedro, San Pablo, San Isidro Labrador y el Salvador. En el atrio, los cuatro Evangelistas y relieve de la Coronación de la Virgen.

Lado de la Epístola

Pintura de la Virgen con el Niño, del siglo XVII. Retablo barroco, del primer cuarto del siglo XVII,  con esculturas de Santa barbará, atribuible a Pedro de Ávila, primer cuarto del siglo XVIII. Pinturas de la Verónica, siglo XVII y pinturas de finales del siglo XVI de estilo de Gregorio Martinez, que representan a Santo Domingo, San Francisco, San Juan bautista, San Juan Evangelista, Santa catalina, Santa Cristina, San Esteban y San Lorenzo. Pintura  de Nuestra Señora de Popolo, siglo XVIII. Retablo  Rococó, último tercio del siglo XVIII, con esculturas de San Miguel, san Pablo Ermitaño, San Bernardo y la Inmaculada. Pintura de un exvoto fechado en 1.685. Retablo Barroco del tercer cuarto del siglo XVII, con escultura de Crucifijo, mediados del siglo XVI, del círculo de Juan de Balmaseda; Virgen de un calvario tercer cuarto siglo del XVI, Cristo Resucitado, finales del siglo XVI, y Ecce Homo de vestir, del siglo XVIII. Lucillo sepulcral de Don Andrés calvo, primer  cuarto del siglo XVI. Pila bautismal de gallones, siglo XVI.

Coro

Ofrece antepecho Plateresco, primer cuarto de siglo XVI, caja de órgano barroca de mediados del siglo XVIII.
Sacristía: Dos espejos del siglo XVIII, con cornucopias de estilo rococó. Cajonería del siglo XVII, con escultura de Crucifijo de la misma época. Pintura de la Dolorosa del siglo XVIII. Pintura de Cristo a la columna, fechado en 1.797.Pintura de la Piedad, del siglo XVII y otra de Cristo con la cruz a cuestas, del siglo XVII. Lavabo del siglo XVII.

Situación

La iglesia está enclavada en el centro del pueblo, en su zona más alta.

Ermita de San Pedro

Se encuentra situada a unos quinientos metros al este del pueblo en el lugar donde en otro tiempo existió el núcleo habitado. El titular es San Pedro, aunque la devoción popular la haya dedicado a la Virgen del Consuelo. Construida en un alto desde el que se divisa el castillo y el pueblo. Se trata de la típica ermita solitaria y llena de encanto, es una construcción de finales del románico levantada en piedra de sillería durante los primeros años del siglo XIII. Consta de capilla mayor cuadrada cubierta con bóveda de crucería y un cuerpo de iglesia formado por tres naves separadas por columnas y cubiertas con techumbre de madera. En el exterior se encuentra una espadaña de un solo cuerpo; anexo a esto, se encuentra el cementerio con sepulturas modernas y algunas antiguas importantes.

Ermita Fuentes de Valdepero

En el muro de la epístola se abrió un arcosolio apuntado destinado a enterramiento que fue cegado entorno a los siglos XVII y XVIII, utilizándose como parte de relleno dos tallas de madera que representan a la Virgen y a San Juan, que formaban parte de un Calvario. Estas tallas fueron descubiertas hace unos años y restauradas. Actualmente se puede admirar este conjunto de Calvario gotico en la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Antigua.

En su interior , tiene el altar mayor dedicado a San pedro , con su escultura sedente, de traza muy característica y un retablo gótico  con numerosas tablas de la escuela castellana  ( con influencia flamenca)  . Estas tablas se vendieron en el año 1959 para realizar obras de importancia en la iglesia parroquial  y en la recontracción de su  torre. También en la ermita se han realizado obras de reparación y arreglo mediante aportaciones de los hijos del pueblo , que conservan el cariño a las tradiciones de su tierra.

Puertas

Han existido dos puertas en esta población amurallada. La puerta Sur que conducía a Palencia, conserva algunos restos y se ha realizado su reconstrucción teórica.

Fuentes de Valdepero

La puerta Norte que conducía a Monzón de Campos, de la cual se conserva el arco que ha sido restaurado con la intervención de la Asociación Este arco, situado en la parte norte de la población. Fue construido en el último tercio del Siglo IX, cuando las tropas de la reconquista alcanzaron este lugar. Lo cierto es que la villa hubo de sufrir las consecuencias de las terribles campañas emprendidas por Almanzor contra el reino de León.

Para más información visita la página web de la Asociación de los Amigos del Castillo: http://www.valdepero.com/