Fuentes de Valdepero es el único asentamiento humano que ha perdurado de los numerosos que a lo largo del tiempo existieron en lo que hoy día es su término.

Los asentamientos más antiguos fueron esporádicos. El hallazgo en el pago de Fuente Amarga de restos que pudieran datarse en el Paleolítico Inferior y Medio, hace pensar en la presencia del hombre en estos lugares hace por lo menos 125.000 años.

Ya de época romana (s. I a.C.) data un asentamiento de población en el entorno del Cerro de la Miranda, como lo atestigua el hallazgo del Tesoro del mismo nombre, así como otros restos arqueológicos hallados en esta zona.
El topónimo “Fontes” relacionado con Fuentes de Valdepero se documenta por primera vez en un privilegio real otorgado por Ramiro III en el año 971, ubicado cerca de Monzón y dentro de su condado.

Fuentes de Valdepero

Un siglo más tarde, concretamente en 1085, ya tenemos constancia del topónimo completo. Aunque la historiografía ha reiterado su origen en “Valle de Pedro”, relacionándolo con diferentes personajes de nombre Pedro, incluido el claramente erróneo por anacrónico de Pedro Ansúrez, recientes estudios avalan el origen en el de Val de emperador, es decir Valle del Emperador en relación con el paso en torno al 1040 de Fernando I, Rey de León, y que como tal incorporaba también el título de Emperador.

Siete aldeas o núcleos habitados llegó a tener el Valle del Emperador en el s. XIII: San Adrián, San Pedro de Valdepero, Palazuelos de Valdepero, Vega de Valdepero, Quintanilla de Valdepero, Foyal y Fuentes de Valdepero. Sin embargo la sangría demográfica acentuada con la gran crisis del s. XIV (Peste Negra) tuvo como resultado la pervivencia de un solo núcleo, el actual Fuentes.

A mediados del S. XIV el lugar de Fuentes de Valdepero pertenecía aJuan Rodriguez de Sandoval, cuyo señorío pasará al poderoso linaje de los Sarmiento, uno de los cuales, Don Diego Pérez Sarmiento, Adelantado Mayor de Galicia, Conde de Santa Marta y Señor de la Villa de Fuentes de Valdepero, es el que edificó el Castillo entre 1442-1465 en su obra inicial, cronología corroborada en las prospecciones arqueológicas realizadas a raíz de las obras de rehabilitación del Castillo que sitúan en el s. XV los primeros indicios de ocupación del solar.

En 1521 Fuentes de Valdepero fue protagonista de un episodio relevante en la Guerra de las Comunidades. El Castillo sufrió elasedio de los Comuneros a las ordenes del Obispo Acuña, siendo apresado el entonces señor de Fuentes, Andrés de Ribera y su familia, quien posteriormente acometió las obras de reparación de los desperfectos causados en la fortaleza, la remodeló y reforzó, engrosando sus muros. Es por tanto a partir de esta fecha, cuando se comenzaría la siguiente fase constructiva del Castillo.

En 1572, siendo Señora de Fuentes Doña Juana de Acevedo y Fonseca, el Rey Felipe II instituyó el título condal en ella, así pues fue la primera Condesa de Fuentes de Valdepero. Tras sucesivas transmisiones, en 1739 el Castillo y el título condal entroncó con laCasa de Alba, que en la actualidad sigue detentando el titulo en Doña Cayetana Fitz-James Stuart, Duquesa de Alba y Condesa de Fuentes de Valdepero. La propiedad del Castillo sin embargo se desvinculó de la Casa de Alba en 1874 por venta de D. Jacobo Fitz James Stuart. Tras diversas transmisiones la Diputación de Palencia lo adquirió en 1995, donde está instalado su Archivo.

La Ermita de San Pedro de Varlozado o Valrrocado, de mediados del s. XIII, se levantó en este lugar que ya aparecía poblado a mediados del s. XI, edificación que apunta características arquitectónicas de finales del románico. Levantada en piedra de sillería y rematada con espadaña de un solo cuerpo, la planta se compone de tres naves, con bóveda de crucería en la capilla mayor y portada con arquivolta apuntada en el lado de la epístola.

La actual iglesia parroquial de Nuestra Señora La Antigua comenzó a edificarse en el s. XIII, y tuvo numerosas reformas hasta bien entrado el s. XVII. Construida en piedra de sillería se compone de una sola nave, amplia y elevada, dividida en cuatro tramos, con bóveda de cañón y arcos de medio punto, y bóveda de crucería en la capilla mayor. Tiene dos puertas de acceso, la del lado de la epístola es uno de los elementos primitivos del siglo XIII, de estilo ojival, con arquivoltas abocinadas decoradas con motivos vegetales. A los pies se abre la otra portada y se eleva una torre de dos cuerpos. En su interior un coro alto presenta un antepecho plateresco recuperado de las ruinas del Castillo. Distintos retablos decoran sus muros con estilos desde barroco al neoclásico, aunque no faltan esculturas del siglo XVI, de cuya época es también la pila bautismal.

Fuentes de Valdepero

El pueblo estuvo rodeado de muralla de la que quedan algunos trozos sobre los que se han edificado viviendas y una puerta con arco de medio punto y restos de otra.